Cerro Castillo

 
 
 

Cerro Castillo nace con la idea de escribir un antes y un después en la cultura milenaria del aceite, nace con la idea de expresar el sentimiento de una tierra, la pasión de su gente y sobre todo, plasmar el tiempo de generaciones de la familia Narbona Solís. Y porque ha sido el olivo, un referente que alimenta la cultura mediterránea, y que siempre a estado en nuestra dieta, compartiendo con nosotros, aquellos momentos junto al calor de una chimenea o junto a una temporada estival en nuestra tierra.
Movidos por la pasión por la natural y el convencimiento de los beneficios que sabemos que aporta a nuestra alimentación, por ello decidimos iniciar este proyecto buscando el aceite y la salud. Las aceitunas para la elaboración provienen de los olivos que poseemos en nuestras fincas, en concreto la finca “Cerro Castillo”, de donde viene el nombre nuestro aceite.
De estos pocos olivos, cultivados tradicionalmente, surge la selección de aceitunas que nos permite elaborar esta reserva privada y que pretende ser nuestra modesta aportación a la
milenaria cultura mediterránea.

Del Campo a Su Mesa